martes, octubre 03, 2006

Volver a las raíces

"Seguro que los diarios no lo preguntarán, los árboles serán acaso solidarios?" Mario Benedetti

El impulso irresistible de abrazar a los árboles le persiguió durante toda su vida, condenada a la ciudad sufría períodos de angustia ante tanta ausencia. A veces se la veía abrazada a algunos árboles , de los cuales , algún inquieto transeúnte, en el más solidario de los casos intentaba despegarla, en otros pensaban que era un juego de cámara oculta o parte de las pruebas de un reality.

Y así un día no resistió más tanta ausencia, tanto gris, se abrazó entonces a un árbol de la Plaza de la Constitución, ajena al ruido, a las manifestaciones que allí se desarrollaban, a la policia que trató infructuosamente de sacarla...se fue volviendo una con el árbol hasta que recuperó sus raíces

6 comentarios:

Ary dijo...

A mi me tienta mas hablar.

Lis dijo...

hablemos tonz

Flor dijo...

Yo solo me limito a leer y disfrutar. Es muy lindo lo que escribis, Lis. Entiendo esto de las raices. Yo tengo mis raices en un lugar que no existe.
Besos

Gasper dijo...

Y entonces es verdad que "los árboles mueren de pie".

Finalmente sus vidas están escritas en sus propias hojas.

Te mando un beso (el primero ya que es la primera vez que vengo por acá) y no sigo porque no quiero irme por las ramas...

Lis dijo...

mi querida Flor, quizás las raíces vayan contigo donde quiera que estés,

gasper, "los árboles mueren de pie", que duda cabe? si no preguntémosle a la "abuela" generosa, clara, llena de amor y también dolor, gracias por tu visita!
cariños,

Iris dijo...

no comprendía, cuando mencionaban que algo era "demasiado" bello...hoy lo comprendo, ese escrito es demasiado bello.
yo toco los árboles, es mi necesidad, no los he abrazado, quizás por pudor, los toco con mis palmas abiertas y siento paz , serenidad y se me quedan , la paz y la serenidad.

saludos,
Iris