viernes, octubre 27, 2006

Nubes

le gustan las nubes, sus formas , sus colores, siempre ha creido que esconden algo mágico, debe ser que cuando pequeña le dijeron una vez, que su papá estaba en el cielo, entonces, se tendía boca arriba y pasaba horas contemplando las nubes, (pensando que estaba detrás o encima de alguna de ellas y que en algún momento se dejaría ver. ... con el tiempo adquirió destrezas, nubes entre las ramas de los árboles, nubes como algodón, nubes como corderitos (antes de la lluvia, claro) nubes alargadas, nubes como colchones, nubes grises, menos grises, blancas, nubes con cielo azul, nubes en atardeceres, nubes al amanecer (se despertaba temprano a mirarlas, era su secreto...), nubes desde el suelo, nubes desde el techo.... anteayer, ya lejos de la infancia,durante la tarde, el cielo se cubrió de nubes y fue feliz. ayer llovió, (las nubes se entregaron.. ) y con la primavera abrieron ventanas para sentir la lluvia y el viento...

31 comentarios:

Umma1 dijo...

Con mi madre nos pasábamos horas buscándoles identidad con las cosas cotidianas.
Mirar el cielo es un buen ejercicio.
Y... cómo saber si también nos somos mirados desde lo alto?

Saludos

Isabel Romana dijo...

Las nubes son, a veces, como un gran libro en el que se pueden leer todos los cuentos. Saludos cordiales.

Flor dijo...

Bonito! Yo soy una fantaica numero uno de las nubes y del cielo. Es un hermoso regalo que la naturaleza nos da, y encima tenemos la posibilidad de verlo todos los dias! Besotes, hermoso lo que escribis, siempre te lo digo.
Cariños.

Clarice Baricco dijo...

No hay día que no deje de verlas, siempre encuentro letras y el viento acaricia mi rostro llenándome de nubecitas de colores.

Te abrazo con las nubes de mi tierra...

soleil dijo...

Me reflejo en las nubes de un dia de mañana. me gustan y me dejo transportar por ellas

Gasper dijo...

El sueño de volar sobre una nube no me lo quita nadie.
El sueño de encontrarte sobre esa nube, tampoco.

Te mando un beso desde allá arriba

soleil dijo...

te sigo...te sigo...

Totoro dijo...

yo aprendí hace unas semanas a mirar las nubes, es una de esas cosas que he adquirido con mi profesor de japonés y que ya había observado en varios japoneses, miran demasiado hacia arriba, mientras yo hasta hace poco miraba solo hacia el suelo. ahora difruto tardes enteras mirando por la ventana, cuando estoy leyendo, asomarme a la ventana a ver simplemente como cambian

manocruel dijo...

parece que por fín me llegó el turno de leerte.

besos, liz

Marce dijo...

lindo...

Araña dijo...

que fabuloso sería tener tiempo para mirar todos los días al cielo y encontrarle forma a las nubes.. ultimamente no lo tengo.
Que gran terapia y que barata..
Un beso..

nadaquedemostrar dijo...

mi primera visita... música, fotos y escritos...tienes un hermoso blog, lo seguiré!

ff dijo...

Una vez más, está muy bonito.
Buena vida.

Juan Ignacio dijo...

Que lindo parrafo!!! A mi, personalmente, la lluvia me encanta. Pero mas disfruto ver antes como las nuves se ponen negras, gritan, y juegan a ver quien es mas discola.

Un beso!

Paula dijo...

Hay que mirar al cielo. Una y otra vez

Se esconden tantos secretos entre las nubes

cuántas veces nos responden, y no nos damos cuenta... Por eso es tan importante mirar al cielo, para aprender el lenguaje de las nubes

Rubén dijo...

Es curioso, como intentamos proyectar nuestros deseos en cosas abstractas... es muy humano

Andy dijo...

viento del sur...
o lluvia de abril

Bellas palabras... ahora no puedo ver las nubes..
está tan pero tan mojado todo...

Gracias por las palabras.

Beso

A.-

matteo mohorovicich dijo...

u can link me whenever...
it would be a pleasure...
big hug
bye

hanksiolitico dijo...

Cuando era niño también miraba las nubes. Ahora ya no. Alguien se encarga de barrer el cielo no sé cuándo, quizás antes del amanecer, cuando aún es de noche y la gente está muy cansada para mirar las estrellas. O quizás un algo invisible con un aspirador también invisible y silencioso. No sé. El caso es que por la mañana no hay ni una mota blanca en el cielo. Todo entero hasta los bordes del horizonte lleno desierto azul, con una bola refulgente que se desplaza sin hacer ruido, atravesándolo. Dicen que es algo del cambio climático, algo humano, pero ¿quién se cree eso?, ¿cómo los humanos vamos a limpiar las nubes, allá arriba y con tanto espacio por todos lados?
Mis niños no están muy interesados por las nubes. A veces las ven en fotos, pero no preguntan, a fin de cuentas son papeles.
A mí la foto sí me gustó mucho.
Con afecto,
Hank

pretexto dijo...

Precioso texto, preciosa foto.
A mi tambien me sugieren muchas cosas las nubes y sus formas. Me relaja mirar al cielo y dejar volar la imaginación.
Un abrazo desde Barcelona.

p.d. vengo desde el blog de Flor, ella dice que no sabe porqué pero que tenemos un parecido tú y yo.

Lis dijo...

agradezco las letras, las miradas, el cariño, me declaro humana, contradictoria, soñadora y perseverante (una mezcla a veces peligrosa ;) ) esto es sólo para advertirles que seguiré leyendol@s, dejando caer alguna que otra tecla en sus espacios...

un abrazo desde el sur!

mundito dijo...

Está con madre tu espacio...me encantó...acá me verás seguido...
saludos

Pao y Sil dijo...

A mí también me encanta mirar las nubes, descifrar formas, texturas... Desde chiquitos no tirábamos en el patio con mis hermanos, y jugábamos a ver quién descubría más cosas escondidas en el cielo con nubes.
Y ni hablar del cielo; me encanta. Pensábamos con mi novio ponerle "CIELO" a nuestra futura hija, pero vamos a tener que cambiarlo porque nuestra pequeña empresa tiene ese nombre.

Muy bueno todo lo que escribís, felicitaciones. Voy a visitarte seguido.
Silvia

Cuni dijo...

Una de las experiencias más hermosas que viví, fue cuando atravesé nubes desde un avión. Hermoso (el relato)

hanksiolitico dijo...

Oye, Lis, más arriba nos envías un abrazo desde el sur. Podría ser que lo mandara tu alter ego desde el sur y que tú estés en el norte -poco probable-, o que lo envíes tú personalmente, con lo cual tú misma estás en el sur. Y no obstante eres, según tú misma te describes, mujer, una mujer mirando al sur. Y yo me pregunto ¿qué hay al sur del sur? ¿qué mira Lis, el sur del sur? ¿O no será, tal vez, que al sur del sur hay otra frontera?
Me muero por tu respuesta.
Por cierto, ¿puedo enlazarte? (¿ves lo re bien que suena esa pregunta?)

Lis dijo...

Hanksiolítico, siempre hay más frontera que la que nuestros ojos alcanzan.. y humildemente me permito citar a Cortazar...

"No hay discurso del método, hermano, todos los mapas mienten salvo el del corazón, pero dónde está el norte en este corazón vuelto a los rumbos de la vida, dónde el oeste, dónde el sur. Dónde está el sur en este corazón golpeado por la muerte, debatiéndose entre perros de uniforme y horarios de oficina.... porque el dónde está aquí y el sur es esto, el mapa con las rutas en ese temblor de náusea que te sube hasta la garganta, mapa del corazón tan pocas veces escuchado, punto de partida que es llegada...."

Anónimo dijo...

m. me contaron que los cielos de otros lugares son diferentes, pa' variar no lo creí, sin embargo,a cada hoy amanezco con ansias de volar a Siberia...espero concretar muy luego este sueño. tal vez te recuerde.Salud!

Lis dijo...

anónimo, Salú entonces!, tal vez me recuerdes, pero qué es un recuerdo?

Bohemia dijo...

Me encanta las nuves, observarlas, encontrar formas en ella, notar sus cambios, ver como se desplazan, mirarlas desde el avión, desde mi balcón...

Anónimo dijo...

Las nubes son mágicas, porque de ahí cae el agua que hace crecer nuestras cosechas, en las nubes hay un mundo lleno de sueños donde tu puedes ir con tu imaginación, yo veo las nubes porque se que cada una tiene un sueño, una historia, un milagro.

Lis dijo...

mi niña anónima, tú eres la mágica, el mejor de los sueños, la más linda de las historias, la certeza del amor