viernes, febrero 22, 2008

verde

voló hasta la planicie,
aterrizó suavemente
se sumergió en la tierra y de sus manos comezaron a brotar raices, tallos, hojas...
su vientre se volvió verde como una vez fueron sus ojos
y al fin, el paisaje y ella fueron uno solo

16 comentarios:

Señor De la Vega dijo...

Y así comenzó la vida en esta tierra agreste, y se inundó de colores y de alegría y de cantos y el viento fue filtrado y el agua se tornó lluvia.
Hermosa su poesía y me alegro por ella y por todos.
A los pies de sus raíces señora,
Z+-----

Ary dijo...

Voló hasta la planicie porque la planicie seca necesitaba el verde y él la verdeció.

De cenizas dijo...

Semilla, tierra y mujer... vida


besos

Clarice Baricco dijo...

Yo espero que ella siga brotando con sus letras...que ella no se vaya tanto tiempo porque la extraño.

Cariñosos abrazos...

Paula dijo...

y con ella, y con su vientre y sus frutos

se adelantó la primavera


Un abrazo enorme

Juan Pablo Belair Moreno dijo...

a mí me encantó ver ese paisaje el día que asomó su verdor una nueva hoja...

...y había un jardín que visitaba a menudo en tiempos blanco y negro...

Tanhäuser dijo...

Mmmmm qué sugerente.
Besos

marce dijo...

bueno, es una linda forma de renacer.
se te extraña

Anónimo dijo...

esperando tu regreso

hanksiolitico dijo...

El viento del sur sopla muy pocas veces a lo largo del año, sin embargo, hay tantas personas esperándolo siempre.

Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Muy bella esta imagen de la vida vegetal como algo maravillosamente espontáneo y azaroso. Azaroso en cuanto al lugar, claro. Besitos, querida amiga.

Anónimo dijo...

la imagen acompaña a los versos perfectamente logrados, atrapan esa sensación de encontrar el tiempo perdido, felicidades!!!

un abrazo desde Madrid.

Anónimo dijo...

se te extraña y mucho, porque tus post siempre tienen esa gota que necesitamos para calmar nuestra sed

Anónimo dijo...

abrazos enormes desde Bolivia

Bohemia dijo...

una mujer...al natural

BSS

Rodrigo dijo...

El sur-sur, a cada uno le tiene su regalo. A mi, por ejemplo, me regalo la lluvia.

cariños